CONOZCA A ALBERT

Me llamo Albert Corado, soy organizador, y me postulo como consejero municipal de Los Ángeles en el distrito 13, porque ya llegó la hora de tener un representante de nuestra comunidad que sí conoce nuestra comunidad.


Yo nací y crecí aquí mismo en Los Ángeles — primero en Koreatown y después en el Valle. Crecí celebrando mis cumpleaños en Echo Park Lake y visitando los pozos de alquitrán con mi hermana. Mis padres nos traían a Rick’s para comer hamburguesas antes de ver una película en el Campus Theater. Mi padre vino aquí de El Salvador y trabajaba en construcción mientras que mi mi madre, originalmente de México, trabajaba como ama de casa. Ellos, como muchos otros padres, hicieron lo más posible para criarnos en una ciudad sufriendo de gentrificación intensa. Cuando yo tenía 14 años, mi madre se murió de cáncer de ovarios, pero hasta hoy día sigo llevando conmigo su ética de trabajo incansable y su amor por su gente. Mis padres me enseñaron a defender lo que creo y les debo mi compromiso con esta comunidad.  


Después de la muerte de mi madre, yo no podía priorizar a la universidad, y además nunca creía que la gente como yo serían bienvenidos al mundo de la academia. Entonces, igual como un 20% de la población de Los Ángeles, yo no asistí a la universidad, sino que trabajaba como barista, camarero, y mesero por unos años. Mi experiencia como asalariado en la industria de servicio significa que yo entiendo, de primera mano, cómo se siente tratar de sobrevivir haciendo un trabajo que es frecuentemente invisible y mal pagado. De hecho, trabajadores como yo componemos una de las industrias del sector privado más grande de la ciudad por empleo, pero nuestras voces son raramente representadas en las posiciones de poder. Me postulo para cambiar eso.

Para muchos de nosotros, los últimos años han sido definidos por el avance amenazante de los intereses corporativos a nuestros vecindarios, marcado por alquileres subidos y salarios bajados, por ondas de calor y la falta de vivienda. Sin embargo, trabajando con nuestra comunidad cada día como organizador, yo he visto también el otro lado de Los Ángeles — un lado de cariño y compasión, donde los vecinos cuidan de uno al otro y luchan en contra de la injusticia — y eso es el tipo de ciudad que yo quiero construir: una ciudad donde la gente puede seguir una vida con dignidad y justicia sin importar el salario, color de piel, o estatus migratorio. Eso es Los Ángeles en el que creo. Creo en reimaginar a la seguridad pública. Creo que debemos desfinanciar a la policía y usar a esos fondos para el cuidado y los servicios que verdaderamente ayudan a la gente. Yo sé que no es la policía la que mantiene las tasas de criminalidad bajas, sino las oportunidades. Creo que debemos descriminalizar la pobreza y elevar a nuestros vecinos más marginalizados. Creo que la vivienda es un derecho humano y si alguien es forzado a dormir en la calle, no es su culpa, sino un fracaso del sistema. Pero yo sé que podemos arreglar ese fracaso. Sé que si fortalecemos los derechos de los inquilinos y prioricemos a la vivienda pública, todos tendrían un lugar seguro como hogar. Creo que los inmigrantes, como mis padres, merecen derechos, respeto, y protección. Creo que necesitamos un “Green New Deal” (nuevo acuerdo verde), y que eso no es una medida extrema, sino lo mínimo requerido para salvar a nuestra planeta de un desastre ambiental. Creo que llegó la hora de que esta ciudad priorice al pueblo. Yo nunca pensaba que me postularía como consejero, pero yo sé demasiado bien el daño que esta ciudad puede causar en las manos de dirigentes corruptos. El 21 de julio del 2018, mi hermana menor y mejor amiga, Melyda Corado, fue asesinada a tiros por un oficial del LAPD en el Trader Joe’s en Silverlake donde trabajaba. En su persecución de un sospechoso, dos oficiales del LAPD abrieron fuego contra la abarrotada tienda, y mataron a la persona que yo más amaba en el mundo.

Mely llegó a ser otra vida robada por este departamento policiaco, un hecho ahora tan común que ya ha sido normalizado. Se convirtió de una mujer vibrante de 27 años a un nombre en la larga lista de personas asesinadas por el LAPD en cualquier año. Aquella noche, el LAPD dijo a un reportero que fue el sospechoso que le disparó a mi hermana. La ciudad apenas nos dejó ver su cadáver y no pudimos ver el reporte de la autopsia por un año. Cuando celebramos su funeral unos días después, ni vino el alcalde Garcetti. Estaba fuera de la ciudad. Los oficiales responsables por la muerte de Mely sufrieron ningunas consecuencias. De hecho, la Junta de Comisionados de Policía de Los Ángeles dictaminó que su muerte estaba “dentro de la política.” Las personas que manejan a la ciudad que yo amo, la ciudad donde nací y crecí, dijeron que el asesinato de mi hermana estaba dentro de la política.

Mely Corado

Decidimos demandar a la ciudad por exceso de fuerza y negligencia, pero nuestro juicio todavía no ha tenido lugar. Ya estoy harto de esperar que los poderosos provean justicia. No somos sólo una familia en duelo, somos los mayores defensores de Mely y de todas las víctimas de la violencia policial: de Andres Guardado, de Dijon Kizzee, de Anthony McClain, de Catherine Gomez, de Ryan Twyman, y de las casi 900 personas asesinadas por la policía dentro del condado de Los Ángeles por los últimos 20 años. El año pasado renuncié a mi empleo como barista, y desde aquel tiempo he estado haciendo organización comunitaria a tiempo completo, trabajando primero con la falta de vivienda junto a SELAH y después con organizaciones locales increíbles como NOlympics y Street Watch. Me di cuenta que yo no debería tener tantos títulos o tanto dinero para hacer una diferencia en mi comunidad. Solamente debería tener ganas de hacer algo mientras que los poderosos no hacen nada. Otro año ya ha pasado después de la muerte de Mely, y la pandemia de COVID-19 ha mostrado de forma clarísima las múltiples maneras de que nuestra ciudad nos ha fallado para protegernos de los desalojos, el cambio de clima, y la violencia policial.

Cuando los elegidos rechazaron cumplir con las necesidades de su pueblo durante esta crisis, decidimos formar al “People’s City Council” (concejo municipal del pueblo), una coalición de organizadores elevando al trabajo hecho en la calle cada dia por vecinos ayudando a vecinos, organizado, construyendo al poder comunitario — un concejo municipal del pueblo compuesto de comunidades luchando por un Los Ángeles que es racialmente, económicamente, y ambientalmente justo. Desde nuestra formación en marzo, hemos proporcionado asistencia de vivienda, equipo protectivo personal, comidas calientes, ropa, agua, y servicios para nuestros vecinos sin hogar. Hemos luchado en contra de los barridos crueles a las personas sin hogar. Juntamos con otros organizadores para crear el “People’s Budget” (presupuesto del pueblo), y presionamos al concejo municipal a divertir 150 millones de dólares del presupuesto policial abultado a los servicios públicos. Recaudamos más de 2 millones de dólares en apoyo de protestas, Black Lives Matter, y múltiples otras organizaciones locales. Haciendo este trabajo, me di cuenta que, cuando actuemos juntos, somos más poderosos que un puñado de políticos corruptos. Quiero llevar aquel compromiso comunitario al concejo municipal de Los Ángeles. Esta ciudad vio cómo me arrancaban la vida, pero esta ciudad también me reconstruyó como alguien más comprometido que nunca a luchar por la justicia. 

Me postulo como consejero porque conozco Los Ángeles tan bien como cualquiera. He experimentado personalmente el sufrimiento que esta ciudad puede causar cuando sea manejada por la élite codiciosa y ávida de poder. Pero también he visto, a través del activismo y la ayuda mutua, lo hermosa que puede ser esta ciudad cuando está en las manos de su gente más compasiva y trabajadora. Esa gente es la que compone a esta comunidad, y esa es la ciudad por la que sigo luchando. Nuestra ciudad.


ÚNETE A LA CAMPAÑA

 

PRESS

Activists Bring Protests to L.A. Officials Homes – LA Times

Storyworthy Podcast

Two Years Later: The Mely March – KnockLA

The movement to defund police has won historic victories across the US. What’s next? – The Guardian

How to Change How America Is Policed -NBC

March for Mely Brought Hundreds to Protest LAPD Shooting – KCRW

Why We Need To Cancel Tokyo 2020…and then LA 2028 – KnockLA

The People’s City Council Does Not Cancel Meetings

Defund the Police Activist Albert Corado on the LAPD’s Killing of his Sister and the Movement’s Progress — UPROXX

When the Outrage Over George Floyd’s Death Reached The Masses, These Families Were Waiting – LA Taco

Channeling Grief Into Activism — The Michael Brooks Show

Unbreak My Cart- LA Podcast